Anoche se celebró la 60ª edición de los Grammys y la ceremonia se convirtió en todo un mensaje político y social contra el acoso sexual. Pero, también fue todo un homenaje a la música y la energía de Bruno Mars; el hawaiano de 32 años fue la gran sorpresa de la noche.

Mientras todas las miradas estaban puestas en el duelo entre los raperos Jay-Z y Kendrick Lamar, Bruno Mars se llevó el máximo reconocimiento de la industria, llevándose 6 premios gracias a su álbum ’24K Magic’ y uno de sus sencillos ‘That’s What I Like’.

Bruno Mars se lleva los seis Grammys a los que estaba nominado

El gran ganador de la noche. Bruno Mars arrasó en el regreso de los Grammys a Nueva York, donde levantó los seis gramófonos a los que estaba nominado. El artista se llevó los premios a: mejor álbum general y de R&B, mejor grabación por su tema ’24K Magic’; y mejor canción general y de R&B y mejor actuación de R&B por ‘That’s What I Like’.

Además brilló con otra fantástica actuación acompañado de Cardi B, por su remix para Finesse.

Jay-Z acumulaba 8 nominaciones pero se fue con las manos vacías

El rapero perdió en las categorías de rap ante un Kendrick Lamar más fuerte que nunca, quien obtuvo cinco trofeos, entre ellos, el premio al mejor álbum de rap por ‘DAMN’ y mejor canción de rap por ‘HUMBLE.’. “Esto es especial. Hay muchos tipos en este edificio a los que todavía idolatro a día de hoy”, expresó el rapero mencionando a Jay-Z, Nas y Diddy como inspiraciones.

Lamar terminó diciendo “Jay para presidente”; frase que se convirtió en tendencia en redes en cuestión de minutos. Y es que, el presidente Trump se lanzó contra Jay-Z en las redes sociales, intentando darle una lección.

La gran visibilización de la música hispana con de ‘Despacito’ en los Grammys

Luis Fonsi y Daddy Yankee pusieron a bailar al Madison Square Garden con su éxito ‘Despacito’, la cual estaba nominada a canción y grabación del año, además de mejor interpretación pop de dúo o grupo. Los puertorriqueños se apoderaron del escenario, dieron gran visibilidad a la música en español, ya que fue la primera vez en la historia de los Grammy que se representaba una actuación 100% en lengua española pese a  no conseguir ninguno de premios a los que estaba nominado..

La actuación más emotiva de Kesha

Sin duda Kesha ofreció el momento más conmovedor de la noche, vestida de blanco interpretó una de sus actuaciones más poderosas de ‘Praying’, acompañada por un coro integrado por Cyndi Lauper, Camila Cabello, Julia Michaels, Andra Day y Bebe Rexha.

Toda una reivindicación en la que fueron muchas las artistas que asistieron a la gala vestidas de blanco y con rosas en apoyo a los movimientos ‘Time’s Up’ y ‘Me Too’, a favor de los movimientos contra el acoso sexual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here